Compromiso

Según el diccionario, compromiso es una obligación contraída por medio de acuerdo, promesa o contrato. Ejemplos de compromiso son: decir que se llegará a un lugar a cierta hora, comprometerse a fidelidad en el matrimonio, etc. Los compromisos se cumplen, sino, ¿para que se hacen?

¿Quieres conocer realmente a alguien? Mira si cumple sus compromisos. No hay nada peor que hacer un compromiso y no cumplirlo, para eso, mejor no hacerlo. Y si vas a comprometerte, en verdad debes de tener una buena razón para hacerlo, en verdad debes de creer en lo que haces, sino, te veras obligado a tener que cumplir con algo en lo que no crees, lo cual se vuelve frustrante, o peor, vas a querer romper el compromiso. No te comprometas si no crees en lo que te estas comprometiendo.

Es delicado comprometerse con las personas, ¿y con Dios? ¿Alguna vez te has comprometido con Dios?

Comprometerse con Dios, con seguir a Jesus, no es un juego, es un tema mas delicado que con las personas. Comprometerse a seguir a Jesus es demandante, radical, costoso y riesgoso. Comprometerse con seguir a Jesus conduce a una vida de retos; solo alguien que realmente cree en El puede comprometerse, porque, es un compromiso que haces directamente con El, sin intermediarios.

Comprometerse a seguir a Jesus es complicado, pero lo vale. Una vez conoces a Jesus y crees en El, una vez estas seguro de El, y que todo lo que El ha dicho es Verdad, una vez entiendes la seriedad de Su Obra, y de la guerra espiritual que existe, una vez se comprende que fuera de El no hay bien en esta tierra (Salmo 16:2), puedes comprometerte verdaderamente con El. Es personal.

¿Como ser fiel al compromiso? Jesus dio la respuesta. Marcos 14:38 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

El espíritu esta dispuesto, pero la carne es débil.

Vale la pena dejar todo atrás y seguir a Jesus. Vale la pena rendirse ante El, y darle el control de todo. Vale la pena sacrificarse, obedecerle, y esperar en El. Sé que no estoy equivocado, y por eso me he comprometido con Jesus.

¿Y tu? ¿Eres capaz de decir: sé que no estoy equivocado sobre Jesus? ¿Te has comprometido a seguirle? ¿Te atreves a decirle: que se haga Tu Voluntad y no la mía?