Fury

No estoy escribiendo mFuryucho en mi blog, pero después de ver la película sentí la necesidad de escribir algo que me recordó, así que, ¡SPOILER ALERT! Si no la has visto, lo que va a continuación revela lo que sucederá (lo cual es muy obvio en las típicas películas de guerra).

Al final de la película, el equipo se encuentra con la encrucijada de luchar contra un regimiento aleman de la SS (alrededor de 300 soldados alemanes), o escapar. Los 5 soldados estadounidenses querían escapar, pero el sargento toma la decisión de pelear. En una muy breve discusión, el sargento da la opción a su equipo de escapar, sin remordimientos, pero uno a uno deciden quedarse junto a él para luchar, y el objetivo: matar la mayor cantidad de soldados alemanes posibles, con el fin de poder reducir la fuerza del enemigo y así poder salvar muchas vidas. Mantienen una muy leve esperanza de sobrevivir, pero estaban dispuestos a morir.

Durante la conversación justo antes de entrar en la batalla, uno de los soldados, al que apodaban Bible (Biblia en español), cita al profeta Isaías:

Isaías 6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

Todo esto me llevo a recordar como los cristianos nos desenvolvemos en la Gran Comisión que nos entrego Cristo en Mateo 28:19-20, y no solo eso, como nos desenvolvemos en nuestro diario vivir. La decisión y acción de sacrificarnos, todo sea para que el Reino de Dios se expanda, para que Dios sea glorificado, sacrificarnos por el bien de los demás (incluso de los que no conocemos – y que probablemente nunca conoceremos –  y de nuestros enemigos). Difícil decisión, pero seguro la correcta, tal como lo dijo Jesús:

Mateo 16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

¿Estamos cumpliendo con nuestra parte? ¿Estamos dando lo mejor de nosotros? ¿Están en nosotros las palabras escritas por el profeta Isaías, “Heme aquí, envíame a mí“?

Película muy fuerte, pero muy recomendada.