Dar todo el corazon a Dios

Romanos 12:1-2 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Presentar nuestros cuerpos como sacrificio vivo a Dios es entregar todo nuestro ser, nuestro corazon. Esto no se trata de empezar a hacer unas cosas buenas y dejar de hacer unas cosas malas, se trata de darle todo nuestro ser, que nuestras vidas vayan conforme a Su Voluntad, que cada area de nuestra vida le pertenezca, depositando nuestra fe en El en todo momento.

Puedes creer en Dios, o puedes no creer en Dios, pero, al final tu crees en algo. Puedes ser un creyente, o puedes ser un credulo, la diferencia es que el creyente cuestiona, analiza, y conoce muy bien sus creencias, pero el credulo solo sigue un corriente. Puedes entregarle tu corazon a Dios, o puedes no hacerlo, pero solo el que entregue todo su corazon a Dios podra ser discipulo de Jesus.

¿Le has entregado tu corazon a Dios en todas las areas de tu vida?