Puntos principales de “El arte de la guerra”, capítulos 1, 2 y 3

“El arte de la guerra” de Sun Tzu es sin duda el mejor libro de estrategia de todos los tiempos. No aplica solo para la guerra militar, sino para todo lo que requiera batalla. En mi caso trato de enfocarlo en el trabajo, proyectos y negocios, ¡y como no! Lo mas importante, el Reino de Dios. Es importante considerar cada capitulo con mucha cautela.

Empezare una pequeña serie de posts, listando los puntos principales (copy/paste); luego espero escribir unos posts comentando lo que he aprendido y como pienso aplicarlo.

¡Te recomiendo que lo leas! Es muy corto pero muy valioso, puedes descargar el PDF acá. Y empiezo con los primeros 3 capítulos.


Hay que valorarla (la guerra) en términos de cinco factores fundamentales, y hacer comparaciones entre diversas condiciones de los bandos rivales, con vistas a determinar el resultado de la guerra.

  1. La doctrina significa aquello que hace que el pueblo esté en armonía con su gobernante, de modo que le siga donde sea, sin temer por sus vidas ni a correr cualquier peligro.
  2. El tiempo significa el Ying y el Yang, la noche y el día, el frío y el calor, días despejados o lluviosos, y el cambio de las estaciones.
  3. El terreno implica las distancias, y hace referencia a dónde es fácil o difícil desplazarse, y si es campo abierto o lugares estrechos, y esto influencia las posibilidades de supervivencia.
  4. El mando ha de tener como cualidades: sabiduría, sinceridad, benevolencia, coraje y disciplina.
  5. Por último, la disciplina ha de ser comprendida como la organización del ejército, las graduaciones y rangos entre los oficiales, la regulación de las rutas de suministros, y la provisión de material militar al ejército.

Por lo tanto, al trazar los planes, han de compararse los siguiente siet e factores, valorando cada uno con el mayor cuidado:

  • ¿Qué dirigente es más sabio y capaz?
  • ¿Qué comandante posee el mayor talento?
  • ¿Qué ejército obtiene ventajas de la naturaleza y el terreno?
  • ¿En qué ejército se observan mejor las regulaciones y las instrucciones?
  • ¿Qué tropas son más fuertes?
  • ¿Qué ejército tiene oficiales y tropas mejor entrenadas?
  • ¿Qué ejército administra recompensas y castigos de forma más justa?

El arte de la guerra se basa en el engaño.

Nunca es beneficioso para un país dejar que una operación militar se prolongue por mucho tiempo.

Cuando recompenses a tus hombres con los beneficios que ostentaban los adversarios los harás luchar por propia iniciativa, y así podrás tomar el poder y la influencia que tenía el enemigo. Es por esto por lo que se dice que donde hay grandes recompensas hay hombres valientes.

Un verdadero maestro de las artes marciales vence a otras fuerzas enemigas sin batalla, conquista otras ciudades sin asediarlas y destruye a otros ejércitos sin emplear mucho tiempo.

Lo más importante en una operación militar es la victoria y no la persistencia.

Es imprescindible luchar contra todas las facciones enemigas para obtener una victoria completa, de manera que su ejército no quede acuartelado y el beneficio sea total. Esta es la ley del asedio estratégico.

La prudencia y la firmeza de un pequeño número de personas pueden llegar a cansar y a dominar incluso a numerosos ejércitos.

Los generales son servidores del Pueblo. Cuando su servicio es completo, el Pueblo es fuerte. Cuando su servicio es defectuoso, el Pueblo es débil.

Triunfan aquellos que:

  1. Saben cuándo luchar y cuándo no
  2. Saben discernir cuándo utilizar muchas o pocas tropas
  3. Tienen tropas cuyos rangos superiores e inferiores tienen el mismo objetivo
  4. Se enfrentan con preparativos a enemigos desprevenidos.
  5. Tienen generales competentes y no limitados por sus gobiernos civiles.

Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.